El Glorioso Cristo de Copoya: Un coloso de acero

En este momento estás viendo El Glorioso Cristo de Copoya: Un coloso de acero

El Glorioso Cristo de Copoya en Chiapas, también conocido como Cristo de Copoya, es una imponente escultura monumental que se alza sobre la ciudad de Tuxtla Gutiérrez, capital del estado mexicano de Chiapas.

Con sus 62 metros de altura, esta obra del escultor Jaime Latapí López se erige como uno de los cristos más altos del mundo, solo superado por el Cristo Redentor de Río de Janeiro y el Cristo Rey de Świebodzin en Polonia.

Un gigante de acero inoxidable

La monumental escultura, construida en acero inoxidable, se encuentra en el cerro Mactumactzá, a una altitud de 1070 metros sobre el nivel del mar. Su estructura tridimensional, compuesta por 400 toneladas de acero inoxidable y 1200 metros cuadrados de cristal templado, la convierte en una obra de ingeniería única en su tipo.

¿Cuánto mide el Cristo de Copoya?

El Cristo de Copoya tiene una altura total de 64 metros, divididos en 42 metros de la escultura y 22metros del pedestal. Sus brazos extendidos abarcan una distancia de 36 metros, simbolizando la protección y el abrazo de Cristo a la ciudad de Tuxtla Gutiérrez.

Cristo de Copoya vs Cristo Redentor

El Cristo de Copoya es 3 metros más alto que el famoso Cristo Redentor de Río de Janeiro, lo que lo convierte en el segundo cristo más alto del mundo. Sin embargo, la altura total del monumento, incluyendo el pedestal, es menor que la del Cristo Redentor.

El arquitecto detrás del coloso: Jaime Latapí López

El Cristo de Copoya fue inaugurado en el año 2011 por el entonces obispo de Tuxtla Gutiérrez, Felipe Aguirre Franco. La obra se ha convertido en un símbolo de fe para la población chiapaneca y en un importante atractivo turístico para la ciudad.

El arquitecto Jaime Latapí López es el responsable de dar vida al Glorioso Cristo de Chiapas. Nacido en la Ciudad de México en 1953, Latapí López es un reconocido arquitecto con una amplia trayectoria en el diseño de estructuras religiosas y civiles.

Su formación académica incluye estudios en la Facultad de Arquitectura de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y en la Escuela Superior de Bellas Artes de San Carlos. A lo largo de su carrera, Latapí López ha desarrollado un estilo propio que se caracteriza por la integración de la arquitectura con el entorno natural y la reinterpretación de elementos de la tradición mexicana.

Obras destacadas de Jaime Latapí López:

  • Basílica de Nuestra Señora de Guadalupe en Monterrey
  • Museo del Templo Mayor en Ciudad de México
  • Centro Cultural Tijuana
  • Capilla del Rosario en Puebla

Un recorrido por la historia y la fe

El Cerro Mactumactzá, donde se encuentra el Cristo de Copoya, tiene un gran significado histórico y cultural para Chiapas. En este lugar se encuentran vestigios de la historia prehispánica de la región, lo que convierte al monumento en un punto de encuentro entre la fe cristiana y el pasado ancestral del estado.

Las vistas panorámicas desde el Cristo de Copoya

Desde la base del Cristo de Copoya, los visitantes pueden disfrutar de vistas panorámicas de la ciudad de Tuxtla Gutiérrez, el valle de Tuxtla y el Cañón del Sumidero. Un mirador ubicado a los pies de la escultura ofrece una perspectiva única del paisaje urbano y natural de la región.

Un legado para Chiapas

El Cristo de Copoya es una obra monumental que ha transformado el paisaje urbano de Tuxtla Gutiérrez y se ha convertido en un ícono para el estado de Chiapas. La escultura es un símbolo de fe, modernidad e historia que invita a los visitantes a descubrir la riqueza cultural y natural de esta región mexicana.

Deja un comentario